PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Almeripress.es - Inicio

Tiempo en Almería Almería 19ºC 8ºC

Unicaja Almería se proclama campeón de la Copa de Andalucía

Los verdes vuelven a imponer su dominio en el cetro andaluz en el regreso a competición tras las vacaciones navideñas, esta vez con una final inédita frente al histórico Pizarra, aspirante al ascenso a SVM


La característica común de los dos equipos que disputaron el título es la mirada en el horizonte, algo más cercano el de los almerienses, ya que en la primera semana de febrero buscará recuperar el trono, la Copa del Rey que ganó en 2018 y que casi cayó de su lado en 2019. El de los malagueños no puede ser otro que el convertirse en un nuevo andaluz en la máxima categoría del voleibol nacional, visto lo visto en su primera visita al Moisés Ruiz. Ordenado, de juego rápido, con plantilla equilibrada a base juventud talentosa y el toque de experiencia de Manu de Amo, Pizarra es cierto que no pudo apenas discutir la Copa de Andalucía al gran dominador de esta competición desde su creación… salvo en la demostración final de saber mantener el pulso al que para él es, actualmente, un gigante. El testimonio fue 26-24 del tercer set, cierre de un partido perfecto para celebrar el buen nivel del vóley andaluz.

Y es que resultó entretenida una final que ‘emigró’ en el tiempo, desde septiembre, su fecha habitual, hasta los últimos coletazos del fatídico 2020. Antes, la semifinal de la mañana fue emocionante, con una gran actuación de Michelin Mintonette, que finalmente cedió por 2-3, y que hizo olvidar sus bajas, numerosas, a través de buen hacer los que sí estuvieron en pista. Se tuvo que esforzar un Pizarra recién llegado a Almería, del bus a la cancha, y que cinco horas más tarde se midió a Unicaja con la ‘recarga’ de la ilusión de disputar su primera final. Además, la motivación de tener delante a todo un aspirante a todo como es el club ahorrador, hizo sacar una gran versión malagueña para dejar una imagen brillante en el Moisés Ruiz. Perfecto rival para la vuelta de Unicaja Costa de Almería, de los que obligan a no relajarse y a dar un tono regular, marcó el mejor inicio del camino y para el ‘torneo del KO’.

Fue un choque más de equipo que de brillo individual, en los dos lados, si bien en ambos se produjeron destellos de clase por parte de los protagonistas. Ninguno se fue por encima de la decena de puntos, siendo el máximo anotador Charly Jiménez, con ocho puntos, empatado con Colito y con Corrales, los dos opuestos, si bien el receptor alicantino los sumó en solo dos sets y sus ‘acompañantes’ en tres. Le hacía falta rodaje al internacional blanquiverde, y lo tuvo, siendo determinante en su saque para algunas fases del choque. Firmó dos aces, como Javier Jiménez, Villareal y el visitante Daniel Salido, pero provocó más incidencia que nadie en la recepción rival. Precisamente en esa faceta del juego tanto Unicaja como Pizarra rindieron muy bien y rozó la perfección un Mario Ferrera especialmente feliz con el partido, puesto que con 16 años comenzó su carrera en el voleibol precisamente en el club malagueño. En bloqueo fueron mejores los verdes, muy repartida esa responsabilidad, y además fue más contundente con su ataque, con un 60% de acierto general.

El inicio del encuentro pareció dar continuidad a lo sucedido por la mañana, con un Pizarra muy metido en ritmo ante un Unicaja Costa de Almería que tardó en arrancar y puntuar. El tanteo fue de 0-4, seguido de un 1-6, restableciéndose la igualdad con el primer saque directo, obra de Marlon Palharini. El 10-9 fue su primera vez delante en la marcha del set, con el hispano-brasileño dando tres de ventaja (17-14), sin dar sensación de comodidad en ningún momento. Tan fue así como que los de Jiménez consiguieron nivelar de nuevo el marcador (17-17), rompiendo la igualdad Colito en un final que fue bien manejado por los de Berenguel. El técnico malagueño solicitó tiempo con 21-18, Jean Pascal Diedhiou elevó el 23-20, seguido de Palharini para cuatro bolas de set. A la primera, Unicaja Costa de Almería subía el primer escalón hacia su décimo quinto título, con máximo respeto al juego de Pizarra.

El segundo set se pareció al primero en su comienzo, sobre todo, y también en su desarrollo, aunque con los verdes entrando en juego antes (de 1-3 a 4-4). Charly y Vigil, que atacó su primera bola a esa altura de partido, dieron tres para los verdes (7-4), si bien Pizarra volvió a demostrar que no da su brazo a torcer jamás (12-12). Entró Colito al saque y la manga se rompió a favor ahorradora, con un ace, trabajo que completó Javier Jiménez, ya en pista a mitad del set para la distribución de los minutos entre todos los hombres (19-16). Con 20-16 José Daniel Jiménez volvió a pedir tiempo, pero el saque pesó mucho. Tan fue así que Esteban Villarreal cerró su participación en el choque con un ace (25-18), dejando el sitio a Ignacio Sánchez ya en el inicio del tercer set. Junto a él, entró en pista Fran Iribarne, el último que quedaba por participar.

El principio fue diferente, con 3-1 verde y Pizarra cambiando los papeles para ir de menos a más. Igualó a 8, siempre con su opuesto Corrales siendo una buena bola, luciendo el poder de Durán y con De Amo como alma. Unicaja Costa de Almería se mantuvo siempre por delante entre dos y tres puntos, con recortes e igualadas de los malagueños (11-11 y 18-18), dando emoción hasta el final, sin tenerse claro una ‘vía rápida’ o una extensión del encuentro. Quizá le faltó ‘creérselo’ a Pizarra, que con 19-20 obligó a tiempo de Manolo Berenguel, y que con 20-21 perdió la ocasión de oro de un contraataque para poner en apuros a los verdes. Javier Jiménez dio la primera bola de título para Unicaja, malograda por un Pizarra que había brillado con su defensa, y Fornés dio la segunda, efectiva por un error visitante (26-24).