PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Almeripress.es - Inicio

Tiempo en Almería Almería 19ºC 8ºC

Derrota del Unicaja Costa de Almería frente al CV Guaguas

El encuentro revivió la histórica rivalidad entre los dos equipos de unos 20 años atrás


De los que hacen afición, sin duda, vibrante duelo sobre la cancha del Moisés Ruiz para una segunda derrota consecutiva del bloque ahorrador, pero en la que se ha conseguido algo distinto a los puntos: confirmación del trabajo bien hecho y llamada de atención sobre la gran calidad que atesoran las filas de Unicaja Costa de Almería. Si frente a Teruel el miércoles el sabor de boca fue amargo, porque se pudo tener la sensación de haber dejado escapar una buena ocasión (21-21 en el segundo set con 1-0 arriba), esta vez se han tenido más motivos, por esa misma regla de tres, a los que remitirse para algo similar. Sin embargo, pasadas las horas después de que Kukartsev cerrase el triunfo de los suyos, está el mensaje claro de que se va a dar mucha guerra cuando llegue el momento de disputar los títulos de la temporada.

El máximo anotador el encuentro fue precisamente el opuesto del equipo canario, un Kukartsev determinante con 25 tantos en su cuenta, situándose en la veintena exacta Fran Iribarne, seguidos de Charly Jiménez, con 16. Seis saques directos de Unicaja Costa de Almería, tres del receptor almeriense, frente a cinco de Guaguas, tres de otro ex, Hage, son muestra de una igualdad tremenda reproducida en todos los demás números de las distintas facetas del juego, solo a favor de los visitantes la cuenta de bloqueos, con once frente a ocho. Pese al ‘peso’ del saque, el nivel de la recepción fue muy bueno en ambos lados de la red, como también la tensión en el nivel defensivo, superiores los verdes tras la positiva en el porcentaje de ataque, y los canarios tras la negativa. Pese al 1-3 del marcador, una prueba más de que la victoria pudo caer de cualquier lado, fue el 92-91 para los ahorradores en la suma final de los puntos del partido. Así, sí, es el camino y se sabe… y sin opuesto titular.

Es cierto que Guaguas jugaba su cuarto partido en 10 días, con Unicaja, como todos los demás con citas aplazadas, jugando su tercero, pero no lo es menos que todo el gran mérito blanquiverde se remite a tener a Marlon Palharini de opuesto de inicio a final, con la baja de Colito, obligada ya no por la COVID-19, sino por su estado de forma en niveles bajos debido, sí, al coronavirus que ha superado. Con ese dibujo general hay que entrar en detalle de los ‘pequeños detalles’, el punto a punto, con discutidas decisiones arbitrales en un choque vibrante también por ello. Se dio por ganado el tercer set a Unicaja Costa de Almería, se rectificó, se siguió jugando y al final fue para CV Guaguas, ello después de un posible 18-21 verde que fue 19-20, igualmente protestado desde las filas locales.

El primer set fue de una gran igualdad hasta la mitad, con Kukartsev siendo tan letal como se le recordaba cuando jugaba a favor, y tras el 12-12 el servicio de Hage fue la palanca para abrir brecha (12-15 con error de recepción por ‘exceso de vista’). A Fran Iribarne le aparecieron los galones y tiró del carro, poniendo a los suyos a tan solo un punto (17-18), pero Guaguas entró en la veintena con su primer punto de bloqueo, sendos errores de saque a un lado y otro avanzaron hacia el desenlace, a los verdes les faltó una marcha más y después del 20-22 los amarillos mataron (21-25). La dinámica visitante siguió en el segundo set, con un 1-5 de inicio y problemas en la recepción frente a Hage, sobre todo con Kukarsev pareciendo imparable, pero, sin embargo, el tiempo pedido por Manolo Berenguel sacó al posiblemente mejor Unicaja Costa de Almería de toda la temporada.

Se desató el equipo almeriense, que marcó un marcial abrumador de 24-10 para la igualada a un set (25-15), siendo Charly Jiménez el referente para la igualada. Fue el momento en el que Sergio Miguel Camarero pidió su primer tiempo, luego seguido del segundo con 11-8 gracias al servicio de Alejandro Vigil. Fornés, al que nunca se le ven fisuras, abrió una amplia renta que después Marlon Palharini, que hizo al fin su primer punto como opuesto justo para provocar el tiempo visitante, se encargó de disparar de un modo inapelable. El saque-bloqueo destrozó a un Guaguas que no podía parar el choque y que terminó cediendo de forma rotunda el empate. En el tercer set se produjo un inicio similar, un 1-4, otra vez co0n el servicio de Hage, y a los verdes no les importó, con el 7-7 firmado por Fran Iribarne. Exhibiciones de los dos líberos, Ferrera y Fernández, el espectáculo llegaba por todos lados en un gran disfrute para los amantes de este deporte.

Unicaja Costa de Almería se puso por delante por primera vez con 9-8, un bloqueo de Fran Iribarne, y 10-9, una pipe de Charly. Guaguas volvió a tomar un paso por delante, incluso dos (14-16 y 15-17), pero Fornés elevó con dos acciones seguidas, ataque y bloqueo, el 18-18. Con Iribarne firmando un ace para el 19-18, y otro más para el 20-18, llegó la acción polémica de dobles pedidos y no concedidos, de un 21-18 a un 20-19 y después, enorme Moisés Cézar, un 20-20. Sin embargo, el que daba la sensación de atacar era Unicaja Costa de Almería (Jean Pascal firmó el 22-21 como opuesto también), Ignacio Iribarne ganó un duelo a Knigge y Almansa para el 23-22 y Fran Iribarne dio una bola de 2-1 (24-23). Guaguas contra las cuerdas, en un bloqueo despedido a la raya lateral Charly dejó botar el que en principio fue el 25-24, después 24-24 tras rectificación, y el saque de Knigge no se manejó bien para sucumbir con dos bloqueos seguidos (24-26).

Se inició el cuarto set con un marcaje entre ambos, bajando la espectacularidad de la contienda al saber que podía ser el último, o que se podía llegar al tie-break, y a los verdes les pareció contar con un opuesto titular gracias a una gran actuación de Marlon Palharini para ir un paso por delante en el intercambio de puntos. Eso se vio cortado con el 11-13, más con el 12-15 que subía al tanteo por un ace de Knigge, y si bien Unicaja Costa de Almería y Charly Jiménez no habían dicho su última palabra (17-17), ni Vigil (18-18), Kukartsev emergió de nuevo como el ‘salvador’ en Guaguas con dos puntos seguidos (18-20). A uno se iban situando los verdes, pero la K-1 no era suficiente, y una indecisión en defensa regaló el 20-23. Charly recortó firmando otra pipe, Fran Iribarne llamó a la puerta con un ace (22-23), pero un error de saque le dio dos bolas a Guaguas. A la primera, tras una ocasión perdida y defendida por Kukartsev, el mismo opuesto cerró la victoria por 22-25.