PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Almeripress.es - Inicio

Tiempo en Almería Almería 24ºC 11ºC

Roquetas pone en marcha un nuevo sistema de vados

Las tradicionales placas marcadas por el año dejan de ser funcionales y se sustituirán por láminas troqueladas diferenciadas por un número de licencia


Roquetas de Mar puso en marcha en la jornada de ayer un nuevo sistema de vados con el objetivo de evitar confusiones entre los conductores y problemas en el orden público. Las tradicionales placas marcadas por el año dejan de ser funcionales y se sustituirán por modelos de láminas troqueladas diferenciadas por un número de licencia. Habrá un periodo de transición y de pago voluntario que finalizará el próximo 29 de mayo.
“No resulta razonable dejar a criterio del conductor si debe o puede aparcar en un determinado espacio. Esta es responsabilidad de la Administración, como titular de la potestad de regulación del tráfico. Si en un espacio de aparcamiento existe una placa válida de vado que contiene la prohibición de aparcar, es obligación del conductor respetarla. La administración se encargará del control de la validez y vigencia de la oportuna licencia, actuando de oficio si fuera necesario”, ha expresado Antonio López, concejal de Gestión Tributaria.
Asimismo, se eliminan las placas anuales de prórroga, sustituyendo como medida de control una comunicación periódica, desde el ‘Servicio de Administración Tributaria al departamento de Urbanismo’, de los impagos que se produzcan para que se proceda a la revocación de la licencia.
Como medida complementaria, se ha diseñado una placa oficial identificativa de la licencia concedida, que podría ser suministrada al administrador a través de una entidad externa debidamente homologada. Dicha placa tendrá troquelada el número de licencia.
Según la sentencia del Tribunal Supremo del 19 de diciembre de 2007, el hecho imponible se produce desde el momento en que se atraviesa la acera u orilla de la calle para entrar en el garaje con independencia de que se haya o no solicitado la autorización administrativa. Las tarifas contenidas en la ordenanza de la tasa no se suben y mantienen su coste.