PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Almeripress.es - Inicio

Tiempo en Almería Almería 18ºC 10ºC

URA Playcar vence a Liceo Francés y se acerca a la permanencia

Los unionistas se imponen en un igualado choque a un rival directo de la zona media de la tabla, cumpliendo los pronósticos de partido cerrado y con los dos equipos enalteciendo al rugby puro


Las Leonas XV llenaron la grada del Juan Rojas, haciendo vivir a todos los presentes un momento histórico para el rugby almeriense, y gran parte de ese público, unos 2.500 espectadores en cifra récord, entraron y salieron al recinto con acceso libre para disfrutar a la vez del tercer tiempo y la fiesta aledaña al estadio, y de una gran propuesta de División de Honor B. En ese contexto saltaron al campo quinto y sexto, fuerzas tan parejas como los números que ambos contemplan en la tabla, y se produjo otro buen espectáculo, pero de otro tipo. El máximo respeto entre Unión Rugby Almería Playcar y Liceo Francés se transformó en búsqueda de control, en dar importancia a no cometer errores y en no dejarse nada de energía dentro.
De hecho, el final del encuentro deparó un derroche físico notable por parte de unos y de otros, de URA Playcar obligado por el empuje liceísta en busca de la machada de equilibrar el marcador adverso, y del XV madrileño enalteciendo al rugby puro, el que no entiende que un 21-6 es demasiada desventaja a falta de 10 minutos, o lo que es lo mismo, después de 70 de desgaste. Con el tanteo al final del encuentro, un 21-13 que supone volver a la senda de la victoria tras las tres derrotas de inicio de la segunda vuelta, es cierto que los cruzados no suman el bonus ofensivo, pero también significa que Liceo Francés no saca el punto defensivo. Así, los de Nacho Pastor, otra vez mermados por las bajas, se quedan en la quinta plaza de la clasificación llegada ya la jornada 15, algo que significa que empieza a no ser casualidad, y los liceístas ceden un puesto ante Extremadura CAR Cáceres, que venció al XV de Hortaleza por 18-7.
Lo más importante quizá sea que se está mucho más cerca de la permanencia, el objetivo real del club, como cada temporada, con 7 victorias y 8 derrotas, ya próximos al mejor coeficiente histórico, el logrado el año pasado con 9 triunfos. El trabajo fue muy serio por parte de URA Playcar, que poco a poco se mostró más firme en las estáticas para acabar la primera parte con 14-6 a su favor, un ensayo no transformado y cuatro patadas a palos frente a dos golpes pateados con éxito por Liceo Francés. Hasta el minuto 10 no se abrió el marcador, justo con un puntapié en golpe de los madrileños, respondido por otro de Graciarena y por un segundo del medio de melé cruzado, asegurando la suma de puntos a pesar de que se estaba cerca de cinco metros. Esa fue una muestra clara del respeto comentado al inicio. Además, antes de esas dos acciones el árbitro dio por bueno un try de Emilio Arias, anulado después por el señor Josué García a instancias del linier visitante, que estimó que el zaguero había pisado fuera en la acción, dándose por buena su apreciación al ser el mejor situado.
Ninguna duda al respecto de la decisión, puro rugby, el choque continuó con el dominio ya del lado cruzado, no estando Liceo Francés demasiado fino en las touches ni URA Playcar inspirado para aprovechar las recuperaciones. El que sí emergió con una enorme jugada personal fue Gonzalo Pérez, que a la postre haría doblete, ensayando inapelable y rompiendo el empate que Bravo había vuelto a elevar al marcador con su segunda patada transformada. El 11-6 hacía justicia a lo visto sobre el terreno de juego, ampliada la ventaja con una tercera transformación de golpe de Graciarena, penúltima jugada de la primera mitad y todo por decidir a la vuelta. Los ocho puntos se mantuvieron en el tanteo dados los mismos guarismos durante muchos minutos más y sumándose un ensayo transformado por cada bando más adelante.
URA Playcar tuvo la ocasión malograda de otro golpe más a palos y apretó en el centro del campo para intentar avanzar metros, pero topándose con actitud defensiva excelente de los madrileños. Era muy complicado transformar toda esa posesión en pisar ‘zona caliente’, como sí se había logrado con algo más de facilidad en la primera parte. Se intentó abrir balones, sin éxito, hasta que de nuevo el oval llegó a Gonzalo Pérez para que su talento rompiera la línea y volara, literalmente, para posarlo en zona de marca adversaria. Graciarena hizo su trabajo y a falta de diez minutos se entró con un 21-6 que ponía la duda de conservarlo para asegurar la victoria o de ir a por el bonus ofensivo. Eso dura poco en URA Playcar, que apuesta por tenerlo todo siempre, pero el de delante era un enorme rival que encerró a los cruzados y que en una touche fantástica, jugada ensayada, abrió el camino para un try trabajado por la delantera.
Estaba echando el resto el XV liceísta, que supo montar y ser superior en dos maul, el primero con final feliz para sus intereses y el segundo que rozó marca, con una providencial recuperación de Momia a escaso medio metro de la raya. Fue imponente la dureza en los contactos ya metidos en el minuto casi 80, en una demostración maravillosa de nobleza, sin roces, y de rugby auténtico que puso la guinda a un día espléndido en Almería, fuese el resultado que fuese.