PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Almeripress.es - Inicio

Tiempo en Almería Almería 19ºC 11ºC

Derrota 0-2 del Almería ante el Elche en el Estadio de los Juegos Mediterráneos

Tras un primer tiempo de alternativas, en el segundo hubo monólogo rojiblanco. El Elche aprovechó sus ocasiones y los almerienses no (0-2)


El Almería tuvo un buen test en el partido de entrenamiento que le enfrentó al Elche CF, un rival de su Liga, en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, a puerta cerrada, el sábado por la tarde. El resultado de 0-2 muestra cómo los ilicitanos supieron aprovechar las ocasiones que tuvieron, y el conjunto almeriense no.
El conjunto almeriense comenzó el encuentro llevando la iniciativa y siendo más incisivo y profundo que su rival. Como consecuencia de ello, en el minuto 10 pudo adelantarse en el marcador tras una brillante e hilvanada jugada que arrancó en las botas de René. Sekou disparó fuerte dentro del área, pero el meta ilicitano rechazó a córner. Los rojiblancos, además, tenían controlada la situación y mantenían a raya a los ilicitanos, pero en el 19, en una rápida acción ponían el 0-1 en el marcador a peinar Qasmi, dentro del área, un centro de Josan.
Este primer tiempo fue intenso, de alto ritmo y con alternativas para unos y otros, por lo que el ensayo estaba resultando positivo para los intereses de las dos formaciones cuando la pretemporada llega ya a su punto final.
En la segunda mitad los rojiblancos tuvieron el balón, lo movieron con criterio y con paciencia, pero las ocasiones no se transformaron en goles. En el 57 Chema remata dentro del área y el portero del Elche rechazó con el pie. Del posible 1-1 se pasó al 0-2 cuando en el 60, con los rojiblancos volcados, Pere Milla aprovechó una contra. En cualquier caso nuestros representantes lo siguieron intentando. Corpas, en el 65, disparó raso y San Román detuvo con apuros. En el 80 la ocasión fue para Simón Moreno, que salió al terreno de juego junto a Yanis Rahmani en el 70. En el 89 Aguza lo intentó y el meta rival volvió a mandar a córner. A la salida de este saque de esquina, Juan Ibiza mandó al poste. Vamos, que el balón no quiso entrar. Ahí estuvo la diferencia.