PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Almeripress.es - Inicio

Tiempo en Almería Almería 19ºC 10ºC

Unicaja Almería ficha a Matheus Alejandro

El club ahorrador se fija en este gran jugador en el momento de su confirmación como estrella


La lesión de larga duración de Manuel Parres y la ambición de hacer realidad esta temporada la duodécima Superliga han motivado el refuerzo de Unicaja Almería de cara al play off que ya se avecina. Con la esperanza de recuperar para cuando llegue el momento decisivo al ilicitano, el club no ha dudado en hacerse más fuerte con la llegada al Moisés Ruiz de Matheus Alejandro Hoffmann de la Cunda, central brasileño de 28 años recién cumplidos (Porto Alegre, 12/01/91), altura de 2,08 metros y cuya trayectoria en las categorías inferiores de la Selección de Brasil fue realmente espectacular. De hecho, en su currículum le gusta destacar con orgullo que fue Campeón del Mundo Sub-23 en 2013, siendo reconocido individualmente como mejor central del torneo.
Desde ahí hasta este momento en el que ya está en Almería para iniciar una gran carrera deportiva en el ‘viejo continente’, Matheus Alejandro, que es como quiere ser conocido deportivamente, fue cuarto de la potente Superliga brasileña con el Renata hace dos temporadas, “el primero de los ‘mortales’ tras el Sada Cruzeiro, el Taubaté y el Sesi São Paulo, que son los que siempre están por encima de los demás, si bien allí la liga es muy fuerte y a la vez muy disputada entre los ocho primeros”. Además, algo que lo enorgullece es llegar a España siendo el segundo mejor atacante por efectividad de Brasil en la 2017/2018: “Me caracterizo por mi bloqueo, pero también ataco mucho”. En esa faceta está creciendo justo ahora.
En ese sentido, se ha definido a si mismo como “un central de bloqueo, pero me gusta mucho atacar”, desvelando que la citada temporada solo quedó “por detrás de Lucão, de la Selección absoluta de Brasil, lo que significa algo muy importante para mi currículum y lo que creó una nueva expectativa en mi juego que antes no había tenido”, reconoce: “Desde ese momento se dijo ‘Matheus no solo bloquea, sino que también ataca muy bien’, y voy a por más”. Hablando de su combinado nacional absoluto, fue incluido en la lista y jugó la fase previa de la Liga Mundial en el año 2014, lo que es una buena muestra de las altas expectativas que había depositadas en él y que en Unicaja Almería quiere reverdecer, nunca mejor dicho.
En su Porto Alegre natal, al sur del país, “hay mucha tradición de vóley, como aquí en Almería”, una ciudad que todavía no ha tenido tiempo de conocer al estar casi recién llegado. Sí vio el entrenamiento previo al Barça Vóley, así como el partido, “fue muy fácil”, fijándose sobre todo en los colocadores, que deberán nutrirlo de balones para esa faceta atacante: “Son dos jugadores muy talentosos y con ellos voy a tener la oportunidad de atacar mucho”. En todo caso, la primera charla con su nuevo entrenador le dio la pista de que Berenguel “confía mucho en mi bloqueo y vamos a conversar mucho sobre ello”, matiza. Volviendo al partido pasado, “el ambiente del pabellón fue muy bello, muy ‘guapo’, y estoy deseando jugar aquí”.
No podrá ser ese debut en el Moisés Ruiz hasta dentro de dos semanas, puesto que tocan ahora dos salidas consecutivas, pero sí está para jugar: “El último fue el día 28, así que puede debutar en cuanto el entrenador me lo pida”. Llega directo de competir, esta vez en el Caramuru Vôley, en donde rescindió contrato: “Había problemas económicos y junto con mi mánager decidimos cortar la relación y a la vez buscar, surgiendo Almería como una gran oportunidad, ya que es importante para mi currículum ser campeón en España, y creo que tenemos posibilidades”. El central sabe de Unicaja que “es un gran equipo” con el que‘enseñarse’ en Europa: “Quiere siempre vencer, conquistar trofeos, y creo que aquí voy a conquistar el campeonato español, lo que es bueno para mí y es bueno para el club, también un escaparate para que los clubes me vean y me encuentren”.
Matheus Alejandro sabe del interés ahorrador en volver a Europa, lo que quiere vivir en primera persona: “El nivel de la Superliga en Brasil es muy fuerte, es muy difícil ser cuarto porque toda la Selección está repartida entre los tres primeros, y por eso estoy acostumbrado a jugar contra grandes equipos; conozco y sigo todas las competiciones europeas, y quiero quedarse la próxima temporada con ilusión de cumplir el objetivo de jugar en Europa con Unicaja, lo procuro para el año que viene, miro mucho esto”. Pero por ahora toca Ibiza, que “está cerca de nosotros y es un partido muy importante porque si nos quedamos segundos jugaríamos en nuestra casa, lo que considero importante para el play off”, argumenta.
Lo que le gusta al brasileño de su nuevo equipo es el carácter, porque él se define también fuerte en competición: “Eso me gusta, yo tengo mucho, soy explosivo y soy expresivo, vibro mucho, animo a los compañeros, en los partidos y puede que en el entrenamiento sea más tranquilo, pero en juego es ‘morir’”. Sobre centrales blanquiverdes, “son muy buenos jugadores, quizá algo más bajos a lo que estoy acostumbrado en Brasil, pero tienen mucho talento y me impresiona el alto nivel del entrenamiento”. Con la final de la Copa del Rey como un referente de lo que es capaz de hacer este Unicaja Almería, Matheus Alejandro siente que no va a haber ningún problema en encajar a la perfección en este grupo de jugadores que le han dado una gran bienvenida.
Su misión particular, que quiere cumplir a través del éxito del club, es retomar todo lo que se esperaba de él: “Ahora quiero hacer todo lo que estaba haciendoy así concretar esta oportunidad que me ha llegado acá, deseando debutar”. Después de conseguir grandes resultados en sus primeros años, ya que ganó el Campeonato Gaucho Infanto Juvenil, el Campeonato Paulista Infanto Juvenil y también la Copa Gimnasia / Asics Paquetá Deportes, su paso a la Selección Sub-23 coronándose el mejor del mundo y su aportación a la selección absoluta en la mejor competición internacional, ha dejado su impronta en la Superliga de su país, de la que sale por primera vez. Comenzó en el São Judas, siguió por el Maringá Vôlei, pasó al APAV Vôlei, al que más tarde regresó tras su mejor temporada, la referida 2016/17 en el Renata/Campinas. Su último club ha sido el Caramuru Vôley. Además, en su larga ya carrera defiende a su país en la Selección Militar.