Almeripress.es - Inicio

Tiempo en Almería Almería 24ºC 13ºC

Roquetas de Mar concurre para un centro digital para la gestión inteligente del agua en el Poniente Almeriense

Está integrado en el proyecto ‘ALMAGUA’, donde también participan el Consorcio para la Gestión del Ciclo Integral del Agua del Poniente Almeriense y los ayuntamientos de Adra, La Mojonera, El Ejido y Vícar, que prevé actuaciones por una inversión superior a los 10 millones de euros.


El Ayuntamiento de Roquetas de Mar, a través de Hidralia, gestora del ciclo del agua
de la ciudad, participan en una propuesta que se ha presentado a la nueva
convocatoria del PERTE de digitalización del ciclo del agua con el proyecto ‘ALMAGUA’,
en el que también participan el Consorcio para la Gestión del Ciclo Integral del Agua
del Poniente Almeriense y los ayuntamientos de Adra, La Mojonera, El Ejido y Vícar.
La concejal de Presidencia, Rocio Sánchez, ha explicado que el objetivo de Roquetas de
Mar con esta iniciativa es impulsar la transformación digital del servicio en el territorio,
como una de las grandes palancas para la transformación de la ciudad hacia un modelo
de regeneración y recuperación del medio.
El proyecto ‘ALMAGUA’ recoge actuaciones que requieren una inversión aproximada
de 10 millones de euros y, entre ellas, destaca la implantación de un centro digital para
la gestión inteligente del agua en el Poniente Almeriense. Un equipamiento con
diversos aplicativos destinados al control del recurso y a asegurar la calidad de las
aguas de consumo y residuales, así como mejoras en la ciberseguridad y distintas
plataformas digitales con diferentes indicadores para la adecuada gestión del servicio.
Este centro no solo está pensado para ayudar a la gestión diaria y futura, sino que
además se apoya en herramientas como la Inteligencia Artificial para la programación
y anticipación de las acciones a realizar en las actividades del ciclo integral del agua.
Una gestión inteligente del ciclo urbano del agua que permitirá reducir de manera
eficaz las fugas de agua en las conducciones del servicio, medir la calidad del agua que
se suministra en todo momento, planificar actuaciones y prepararse mejor ante los
episodios de lluvias intensas mitigando el riesgo de inundaciones, haciendo del
municipio de Roquetas una ciudad resiliente y medioambientalmente eficiente.

Por tanto, la propuesta presentada permitirá dar un paso adelante para la
transformación digital completa del ciclo del agua, gracias a las distintas soluciones
tecnológicas para controlar en tiempo real los sistemas de abastecimiento y
saneamiento, a través de la sensorización de las redes y el desarrollo de aplicaciones
que permitan ordenar y den sentido al ‘big data’ generado por el sistema.
Por otro lado, la iniciativa servirá también para dar impulso a la implantación de los
contadores de agua digitales, cuyo sistema es conocido como ‘telelectura’. Gracias a
estos dispositivos, que registran automáticamente el consumo de agua de cada
usuario, se puede tener un control de consumos anómalos de agua de forma casi
inmediata, pudiendo así prevenir fugas o variaciones irregulares de consumos, además
de hacer un uso social de esta monitorización en caso de viviendas vacías o personas
que vivan solas, lo cual tiene una gran relevancia en colectivos de personas en
situación de vulnerabilidad.
Líneas estratégicas
‘ALMAGUA’ se fundamenta en cuatro líneas estratégicas completamente alineadas con
los documentos de planificación hidrológica de la Demarcación Hidrográfica de las
Cuencas Mediterráneas (3er Ciclo 2022 - 2027), que buscan proteger los recursos
hídricos para garantizar el cumplimiento del buen estado de las masas de agua,
fomentar el uso eficiente y racional del agua, prevenir la contaminación del agua y
proteger la salud humana mediante el correcto tratamiento de aguas residuales.
La eficiencia hídrica y energética, así como la transparencia en la gestión y la
digitalización de los procesos son las bases de la iniciativa presentada, donde la gestión
inteligente del agua permitirá conseguir la transición ecológica y la resiliencia del
territorio, para precisamente adaptarse a los efectos del calentamiento global,
sustentándose en la premisa de alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible.